Sede Central Av.18 de julio 1730 Montevideo,
Edificio del Notariado

Atención a Usuarios (+598 ) 2 - 402 56 42 Int. 1441-1442-1443-1418
info@dgr.gub.uy

Índice del artículo

 

Capítulo 8 | Caducidad de las Inscripciones

Artículo 79. (Caducidades).- Caducarán, en los plazos que se expresan, las siguientes inscripciones:

1. Cinco años:

1.1. Los contratos de construcción, así como los adeudos provenientes de la mejora o conservación del inmueble.

1.2. Las demandas a que refiere el numeral 8) del artículo 17 y el literal E) del Artículo 25 de la presente ley.

1.3. Los embargos específicos y demás medidas cautelares a que refieren el numeral 9) del Artículo 17 y el literal D) del Artículo 25 de la presente ley, salvo las que tengan su propio plazo establecido judicialmente conforme a los Artículos 313 y 316 del Código General del Proceso.

1.4. Las expropiaciones.

1.5. Los contratos de crédito de uso a que refiere la Ley No. 16.072, de 9 de octubre de 1989, modificativas y concordantes.

1.6. Las prendas sin desplazamiento.

1.7. Las medidas a que refieren los numerales 1), 2), 4) y 5) del Artículo 35 de la presente ley, con excepción de las declaraciones de incapacidad.

1.8. Los embargos de participaciones sociales y de establecimientos comerciales y las demandas y sentencias a que refiere el numeral 7) del Artículo 49 de la presente ley.

1.9. Los actos referidos en los numerales 3), 7) y 8) del Artículo 45 de la presente ley.

2. Diez años:

Las promesas de enajenación de establecimientos comerciales inscritas a partir de la entrada en vigencia de la presente ley.

3. Quince años:

Los arrendamientos y las aparecerías con excepción de lo establecido en el numeral 5.2.

4. Veinte años:

Las anticresis.

5. Treinta años:

5.1. Las hipotecas y los censos, con las excepciones que se establecen en los incisos siguientes.

5.2. Los arrendamientos de aquellos inmuebles que tengan como destino apoyar una presa o embalsar el agua (Artículo 4º del Decreto Ley No. 15.576, de 15 de junio de 1984).

5.3. Las promesas de enajenación de inmuebles inscritas a partir de la entrada en vigencia de la presente ley.

6. Treinta y cinco años:

Las hipotecas a favor del Banco de la República Oriental del Uruguay, sin perjuicio del régimen especial establecido por el Artículo 499 de la Ley No. 16.226, de 29 de octubre de 1991, en la redacción dada por la Ley No. 16.512, de 30 de junio de 1994. C A D E 549.

Las hipotecas recíprocas relativas al régimen de propiedad horizontal no caducarán.

Aquellas que ya hubiesen caducado podrán inscribirse nuevamente sin necesidad del control a que se refiere el literal C) del Artículo 1º de la Ley No. 9.328, de 24 de marzo de 1934.
TEXTO de este NUMERAL 6º dado por el Artículo 263 de la Ley No. 17.930).
Nota: Ley 17596 de 19/12/2005, art. 13: Las hipotecas que garanticen obligaciones constituidas o titulizadas a favor del Banco Hipotecario del Uruguayo del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente no quedarán comprendidas por lo dispuesto en el artículo 2348 del Código Civil, concordantes y modificativas y las inscripciones registrales de las mismas no caducarán.
Las hipotecas recíprocas relativas al régimen de propiedad horizontal no caducarán. Aquellas que ya hubiesen caducado podrán inscribirse nuevamente sin necesidad del control a que refiere el literal C) del Artículo Iº de la Ley No. 9.328, de 24 de marzo de 1934.

7. Ochenta años:

Las declaraciones de incapacidad.

Los actos referidos en el numeral 3) del Artículo 35 de la presente ley caducarán cuando los menores alcanzados por los mismos lleguen a la mayoría de edad. El Registro no inscribirá estos actos si del instrumento presentado no surgen las fechas de nacimiento correspondientes.

Los plazos expresados se contarán, en todos los casos, a partir del día de la presentación al Registro para la inscripción del acto, negocio jurídico o decisión de la autoridad competente, y se contarán de fecha a fecha.

Artículo 80. (Reinscripciones).- Podrán reinscribirse:

1) Los actos a que refieren los numerales 1.2 a 1.4 y 1.7 a 1.9 del artículo anterior, a solicitud de la autoridad competente.

2) Los negocios jurídicos a que refiere dicha norma, numerales 1.1, 1.5, 1.6 y 2 a petición de cualquiera de las partes y con los requisitos que para cada caso se estableciere.

3) Las promesas de enajenación de inmuebles, a solicitud de la parte promitente compradora o sus sucesores a cualquier titulo, por única vez y por un plazo de cinco años.

La primera reinscripción caducará a los cinco años contados a partir del día del vencimiento del plazo original, la siguiente caducará a los cinco años contados a partir del vencimiento del plazo de la primera reinscripción, y así sucesivamente no teniéndose en cuenta a los efectos del cómputo de la caducidad quinquenal, la fecha de la renovación.

En todos los casos expresados las reinscripciones podrán reiterarse, pero no se admitirá extender la vigencia de las inscripciones originarias por más de treinta años contados desde el día de la primera inscripción, a excepción de lo previsto en el numeral 3) del presente artículo.


Artículo 81. (Efectos de la caducidad).- La caducidad de una inscripción determina la extinción de pleno derecho de todos los efectos jurídicos propios, por el solo transcurso del término en que la misma se opere.

La inscripción fuera del término se considerará nueva inscripción y estará sujeta, en cuanto a sus requisitos y efectos, a los principios y normas de la presente ley y a las que rijan el acto o negocio jurídico de que se trate.